Boban Marjanovic se renueva: tira triples… y los mete


Comentaban y leí por ahí, que Tacko Fall (2,29 metros), jugador de Florida Central –el conjunto que casi elimina a Duke en treindadosavos del March Madness– no tendría ninguna oportunidad de convertirse en el nuevo Boban Marjanovic (2,22) de la NBA, pues más allá de su impresionante altura (entre las cuarenta personas más altas del planeta), sus fundamentos y sobre todo su lanzamiento, eran pésimos inclinándose a nulos.

Y había bastante de cierto en esto. Solo que ahora, tras la última semana, podemos decir que lo es aún más.

Tacko Fall es, efectivamente, un pívot sin ningún rango de tiro y que vive en exclusiva del mate (si en el baloncesto existiese el fuera de juego, la mitad de sus canastas no subirían al marcador). Muestra de ello son sus porcentajes desde la línea de personal. Del 43,2% en cuatro años de universidad.

Por otro lado tenemos a Boban. Su currículum en Europa ya hablaba por él antes de dar el salto. Y no cesa de darse la razón desde que emigró a EE.UU. El serbio es mucho más que un muro de dimensiones gigantescas.

The (single) Process

De su buen mid-range game ha dado buena muestra en sus tres años en la Liga. Y ahora ha dado un paso más. O dos… y ambos hacia fuera. Hacia la periferia, desde donde los tiros suma tres.

Marjanovic, para empezar, es un jugador que roza el 80% en tiros libres. Solo con esto y sus lanzamientos puntuales de 4-5 metros, no debería sorprendernos lo que recién empieza a suceder. El center, como tantos otros en las dos-tres últimas temporadas (Brook López como arquetipo), se adapta a los tiempos. Y aunque su fuerte reside en cobijarse bajo los tableros, salir de casa de vez en cuando sienta la mar de bien.

El miembro de los 76ers, ya suplente habitual de Joel Embiid, no había intentado un solo triple en su primer año en la NBA. Tampoco en el segundo. Y en el tercero, aún con la casaca Clipper, se lanzó a la piscina el 29 de octubre por vez primera… agua.

El segundo intento llegó más de dos meses después, el 11 de enero… agua de nuevo. Y el siguiente el 9 de febrero… pero tampoco a la tercera fue la vencida.

Primavera: el florecer

El esfuerzo por empezar un cambio en la narrativa, palpable, por ahora no daba resultado. Pero que (casi) lo único que separa al fracaso del éxito es la perseverancia… es algo que no necesitamos leer en los manuales de autoayuda para saberlo.

Y el 24 de marzo, ante Atlanta… tocado. Llegó su primer chof de tres puntos como jugador de la NBA. Sólo probó una vez, y entró. Pero es que ayer, ante los Nets, se marchó hasta los 16 puntos y en esta ocasión se animó por partida doble. 1/2.

Añadidlo ya en ‘Observaciones’. Junto al post up y al pick and roll… el pick and pop three. Un nuevo aliado (más allá de la anécdota) para Ben Simmons, sus penetraciones y su (nonato) tiro.

Fdo: un pívot de los antiguos.

(Fotografía de portada de Christian Petersen/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.