La lesión de Isaiah Thomas: luces y sombras de un problema que no ha terminado

La lesión de cadera de va a seguir dando que hablar durante mucho tiempo. Los comentarios, artículos y teorías no cesarán ni siquiera cuando el base retorne a las pistas, sino que será necesario que pase un tiempo prudencial para ver cuál es su rendimiento de forma habitual.

En un extenso artículo para ESPN en el que no han querido participar , , Thomas ni los dos doctores que tratan al base, el periodista Tom Haberstroth ha desgranado los diversos factores a tener en cuenta alrededor de la lesión de cadera que sufre Isaiah Thomas que tanto ha dado que hablar. Por la importancia de la información e implicaciones futuras, explicamos todo lo señalado por Haberstroth aportando el contexto necesario en un formato de preguntas y respuestas.

¿Se produjo Isaiah Thomas la lesión en marzo?

Haberstroth inicia su artículo explicando cómo fueron los momentos del partido del 15 de marzo entre Boston y Minnesota en el que supuestamente Thomas se produjo el desgarro del labrum de la cadera tras chocar con Karl-Anthony Towns. Tras ese encuentro, Thomas causó baja durante dos partidos a causa de un golpe en el hueso de la rodilla derecha según el parte oficial de aquel momento. Sin embargo a finales de mayo, cuando Thomas no pudo seguir jugando más, desde Boston se informó de su baja explicando que la lesión en la cadera se produjo el 15 de marzo, se agravó el 12 de mayo durante el sexto partido de las semifinales de conferencia ante Washington y volvió a empeorar el 21 de mayo durante el segundo partido de las finales de conferencia ante Cleveland.

¿Por qué no dijeron los Celtics en marzo que Thomas tenía una lesión en la cadera en lugar de un problema menor en la rodilla? Kelly Olynyk y Avery Bradley, hoy en día fuera de los Celtics, también sufrieron problemas de cadera durante la primavera y así fue anunciado oficialmente por la franquicia de Massachusetts.

Lo cierto es que tras perderse los comentados dos encuentros Thomas terminó el último mes de la temporada regular promediando casi 28 puntos por partido y en playoffs jugó a gran nivel pese al fallecimiento de su hermana primero y la pérdida de un diente después que requirió cirugía de varias horas.

¿Fue realmente en diciembre cuando Thomas se lesionó?

El pasado 5 de diciembre de 2016, tras disputar 103 partidos de temporada regular de forma consecutiva con Boston, Thomas se lesionó en un partido contra Houston al caer de forma antinatural tras la persecución de un pase dirigido a Eric Gordon. Thomas se agarró la parte superior de su pierna derecha —zona cercana a donde tiene localizado el problema— inmediatamente pero siguió jugando con aparente normalidad.

Al día siguiente Thomas abandonó la concentración del equipo y volvió a Boston para ser tratado de un problema “del día a día” en la ingle según explicó Danny Ainge. Thomas se perdió cuatro partidos en 10 días y volvió a jugar sin aparentes problemas hasta el incidente del 15 de marzo.

El doctor Carlos Guanche, del Southern California Orthopedic Institute, con experiencia en cirugía artroscópica para reparar desgarros del labrum a jugadores NBA y más de 3.000 intervenciones de este tipo en su bagaje profesional, cree que es “muy posible” que Thomas se lesionase en la cadera en diciembre y no en marzo. “Me gustaría que me hubiesen dado un dólar cada vez que un paciente me ha dicho ‘Me han tratado de una distensión inguinal durante los últimos días, semanas, meses o años’ y luego ha resultado un desgarro del labrum”, ha comentado Guanche a ESPN.

¿Supieron los Celtics la verdad desde el primer momento?

La lesión de Thomas, el desgarro de un cartílago denominado labrum que sirve para proteger los huesos de la cadera y el femur con el objetivo de aislar la articulación, es complicada de diagnosticar e incluso el propio afectado no tiene por qué darse cuenta por la propia naturaleza del problema en el cartílago, un tejido sin nervios que no avisa cuando algo no marcha correctamente.

Es con el paso del tiempo —días, semanas— cuando empiezan a aparecer problemas al irritarse la articulación de la cadera y sentir un dolor que limita el movimiento y que reaparece cada vez que se salta, corre o flexiona la cadera. Pero aún así en numerosos casos el comentado dolor se identifica con percances en la zona de la ingle y el tratamiento inicial va totalmente desviado.

Thomas dijo en mayo que los médicos hablaban de sus huesos de la cadera como anormales. “Dicen que es como que tengo un hueso adicional o algo así, conversación de doctores”, dijo Thomas a ESPN.

Fuentes de ESPN aseguran que los Celtics no saben realmente cuando se produjo la lesión original de Thomas ya que se considera el choque con Towns como un momento que agravó el problema pero no el inicio.

¿Llegaron a mentir los Celtics en las negociaciones con Cleveland?

Esto es un tema que Haberstroth apenas trata y según todos los indicios no se puede dar una respuesta clara. Si Boston hubiese comentado todo lo que sabía desde el principio tal vez que Cleveland no hubiese demandado a posteriori una pieza adicional para sellar el acuerdo, aunque también es cierto que puede ser que Boston realmente no supiese el estado exacto de Thomas cuando se produjo la negociación.

¿Está siguiendo Thomas la recuperación adecuada?

El doctor Marc Philippon, de la Steadman Clinic ubicada en Vail, Colorado, ha llevado a cabo nueve de las trece operaciones de cadera a la que se han sometido diversos jugadores NBA desde el año 2010 y es uno de los grandes especialistas estadounidenses en la materia. Phillipon dice que no ha tratado a Thomas ni conoce en detalle su situación y solo habla por lo que ha leído en los medios.

“Si tienes un paciente que tiene una lesión con daño en el cartílago pienso que es mejor intervenir pronto”, explica Phillipon a ESPN. “Cuanto más tiempo pases con estas lesiones más problemas pueden aparecer”. Pese a ello Phillippon no piensa que la decisión conservadora de Thomas implique que no vaya a sanar. El doctor dice que “muchos jugadores” con desgarros en la cadera van a consultarle y no pasan por el quirófano y nadie se entera de sus problemas.

Por otro lado para el doctor Guanche, Thomas debería haber pasado por el quirófano en mayo por ser “el momento correcto para ello” ya que optar por el tratamiento de reposo es una “apuesta arriesgada”.

¿Cuál es el tiempo de recuperación?

Para el tratamiento de reposo que está llevando a cabo Thomas no hay un periodo establecido y puede que incluso entre Cleveland y el base opten por alargar la baja dos o tres meses más para tener mayor garantía de éxito —hace días se habló de que Thomas podría estar de baja hasta el All-Star—, pero todo es pura especulación en este caso.

De tener que pasar por el quirófano Thomas se enfrentaría a un periodo estimado de recuperación de unos 6 meses, con antecedentes previos en jugadores de la NBA de entre 4,5 y 10 meses de baja para la recuperación total. Un periodo de baja de una duración tan amplia a partir de septiembre u octubre podría significar la pérdida completa de la temporada regular para Thomas con el consiguiente problema para los Cavaliers.

“No tengo problemas permanentes. Volveré y seré el mismo jugador”, dijo Thomas en una entrevista exclusiva con Adrian Wojnarowski de ESPN el pasado 29 de agosto, días antes de que se cerrase el traspaso por Kyrie Irving. “Ningún médico me ha dicho lo contrario”.

“Ni un solo doctor me ha dicho que esta lesión vaya a influir en mi carrera”, añadió. “La cirugía no es la mejor opción en este caso. Me agravé la lesión en marzo cuando Karl-Anthony Towns cayó encima de mí. Seguí jugando y empeoró hasta que ya no pude jugar más el pasado año”.

Thomas fue claro a través de lo que no dijo: no sabía cuando podría volver y la lesión original ocurrió antes del mencionado 15 de marzo.

¿Cómo han ido las 13 operaciones anteriores a jugadores NBA?

En el artículo de Haberstroth se expone que desde 2010 hay registradas 13 operaciones para reparar desgarros del labrum de la cadera en jugadores de la NBA y los antecedentes no son muy halagüeños para Thomas.

Jonny Flynn, Gerald Henderson (3), , , Jordan Hill, Kevon Looney (2), , , y Gary Neal han sido intervenidos por un problema como el de Thomas. Si bien hay ejemplos de éxito como los de Aldridge —una intervención cada cadera en 2005 y 2012 respectivamente— o Chandler pese a sus 10 meses de baja, otros casos de jugadores exteriores son deprimentes.

Martell Webster no ha vuelto a jugar, Carter-Williams es una sombra de lo que fue y otros como Jonny Flynn desaparecieron de la NBA al poco de recibir el alta tras ser operados por el mismo problema.

El ‘contract year’

Thomas será agente libre en julio de 2018 y el propio base viene hablando abiertamente sobre ello desde hace tiempo. Thomas ha tenido un rendimiento excelso para un contrato muy asequible para las cifras que se maneje en la NBA percibiendo 6,6 millones de dólares en la última campaña y desea un contrato máximo para el futuro, algo que él mismo ha justificado de forma pública.

El hecho de encontrarse ante su último año de contrato tras disputar la mejor temporada de su carrera ha podido hacer que Thomas haya forzado todo lo posible para no rebajar su caché y haya optado por un tratamiento conservador de descanso que le pueda permitir volver a jugar antes que si hubiese pasado por el quirófano. Pero esto se puede volver en su contra si Thomas no responde bien al tratamiento conservador y debe pasar por la mesa de operaciones, algo que le podría dejar de baja por un periodo de entre 5 y 10 meses ateniéndonos al historial médico de otros jugadores.

¿Ha habido represalias en los Celtics por el tratamiento de Thomas?

Coincidencia o no, en julio los Celtics despidieron a dos miembros de su cuerpo de preparadores que según ESPN acumulaban entre ambos cuatro décadas al servicio de Boston. Los despedidos fueron Ed Lacerte, el jefe de preparadores físicos, y Bryan Doo, uno de los responsables del departamento de condicionamiento y fuerza.

Aunque los Celtics han descartado realizar cualquier tipo de declaración oficial acerca del estado de Thomas y de lo mucho que se está hablando sobre ello, fuentes internas de la franquicia han asegurado a ESPN que el despido de Lacerte no tiene relación directa con lo ocurrido con Thomas y que era algo planificado para mejorar el departamento deportivo de la franquicia.

¿Qué piensan los Cavs?

En Cleveland saben que Thomas está lesionado de importancia y no saben cuando podrá volver a jugar ni en qué condiciones. Aún así decidieron seguir adelante con el traspaso de Kyrie Irving, por lo que puede que apuesten por alargar el tratamiento conservador con la esperanza de tener a Thomas de vuelta en buen estado para el momento cumbre de la temporada.


Apoya a nbamaniacs y consigue acceso a contenido extra varias veces por semana. Aquí te contamos cómo hacerlo.