Dejan Milojevic llega a Warriors para tutelar a James WIseman


Los fichajes de miembros del staff técnico no suelen ser noticias relevantes dentro del esquema de las franquicias. Sin embargo, la llegada de Dejan Milojevic a Golden State Warriors implica otra realidad mayor. Los de San Francisco quieren apostar en serio por James Wiseman y en condiciones normales el pívot va a permanecer en el equipo. Milojevic llega de ser entrenador principal en el Budugnost VOLI Podgorica. Pero los Warriors no se han hecho con sus servicios por su desempeño en el club montenegrino, sino por ser uno de los principales artífices de la evolución de Nikola Jokic cuando era adolescente.

La noticia ha sido cacareada por varias fuentes cercanas a la liga, y recogida por Monte Poole para la NBC. Según las mismas fuentes, el preparador serbio ha ejercido una cláusula de su contrato que le permitía dejar su puesto en caso de que la NBA mostrase interés en él. También se apunta a un presunto interés de los Warriors durante la pasada pretemporada, aunque el técnico acabó firmando su actual contrato en enero.

Milojevic era el entrenador principal del MEGA cuando Jokic todavía jugaba en su Serbia natal siendo un adolescente. El flamante MVP pasó tres años bajo las enseñanzas del técnico, cuyo método queda lejos de lo ortodoxo. “No es de los entrenadores que te premian por hacer las cosas bien. Él te enseña y permite ser un jugador especial” decía Tim Connely, presidente de operaciones de los Nuggets.

El objetivo de los Warriors con su llegada es que se encargue principalmente de Wiseman, pero también se le decretarán otras áreas técnicas. Desde el aterrizaje del pívot en la franquicia, Steve Kerr, su cuerpo técnico y toda la plantilla han demostrado una notable implicación en su crecimiento como jugador. La temporada no ha terminado del todo bien para el novato, que solo ha jugado 39 partidos, perdiéndose los últimos 19 por un desgarro de menisco.

En los partidos que ha jugado, Wiseman se ha mostrado todavía inmaduro, pero sus condiciones potenciales resultan innegables. El número dos del pasado draft ha acudido a un curso intensivo después de jugar apenas tres partidos en la universidad de Memphis. En apenas ocho meses ha sufrido reprimendas por su conducta, depresión por la inactividad, sermones de Draymond Green y palos y zanahorias de Steve Kerr. Ahora Bob Myers, general manager de la franquicia, redobla su apuesta personal con un nuevo tutor. “No quiero traspasar a James Wiseman. Creo que puede sernos de gran ayuda en el futuro”. Los actos, en este caso las contrataciones, hablan más que las palabras.

(Fotografía de portada de Elsa/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.