Los Spurs se plantean intentar el fichaje de Chris Paul

La temporada 2016-17 terminó para San Antonio tras caer por 4-0 en las Finales del Oeste ante los Warriors. Fue el fin de una campaña brillante, terminando con el segundo mejor balance de la temporada regular y asegurando ampliar su récord de 20 temporadas en playoffs, pero con dudas sobre su proyecto a largo plazo. La grave lesión de Tony Parker y la posible retirada de Manu Ginóbili pueden ser señales de un cambio de era en los Spurs.

Apuesta por CP3

Según ESPN, la franquicia tejana está explorando las opciones de apostar por el fichaje de como agente libre este verano. Sería la confirmación de una nueva estrategia que arrancó dos años atrás con LaMarcus Aldridge, y que siguió hace un año con . Es decir, apostar por agentes libres veteranos de renombre, atraídos tanto por la posibilidad de ganar anillos en una franquicia siempre candidata al título, como por alargar sus carreras a las sabias órdenes de Gregg Popovich.

Chris Paul no ha dado ningún tipo de pista sobre sus intenciones, sin descartar la posibilidad de renovar con los Clippers, su equipo desde 2011. Pero el propio equipo angelino se está tomando la amenaza de los en serio, consciente de que pueden ofrecerle un proyecto de garantías para aspirar al campeonato que no ha tenido en los últimos años, con las semifinales del Oeste como techo. Pero San Antonio, más allá de su reputación, lo tendrá complicado para hacer una oferta competitiva por CP3.

La arquitectura salarial

El base puede aspirar a un contrato máximo de 5 años y alrededor de $205 millones con los Clippers, mientras que los Spurs no podrán pasar de 4 años y alrededor de $150 millones. Y, aunque Chris Paul aceptara la inferior oferta de San Antonio, el camino para que el equipo tejano pueda tener el espacio salarial necesario para firmarle no es tan sencillo. No solo se vería obligado a renunciar a agentes libres del nivel de Manu Ginóbili, Patty Mills o Jonathon Simmons (salvo renovación por un valor muy inferior al que tendrían en el mercado), sino a hacer más movimientos para liberar espacio.

Con un tope salarial estimado en torno a $102 millones (aún con posibilidad de cambio), los Spurs tendrían alrededor de $10 millones de espacio, contando con que Pau Gasol, Dewayne Dedmon y David Lee se acojan a sus respectivas opciones de jugador. La más relevante, sin duda, es la de Gasol. El pívot español ya ha declarado de su intención de cumplir con su contrato, lo cual le daría un salario de $16,2 millones para 2017-18.

El factor Gasol

Por tanto, como ocurrió 6 años atrás con el traspaso acordado (aunque vetado por la NBA) de Chris Paul a los Lakers, Pau Gasol puede volver a ser la clave de un traspaso por el base. Si no se acogiera finalmente a su opción de jugador o si los Spurs trasaparan al pívot a un equipo con espacio salarial suficiente sin recibir otro contrato a cambio, gran parte del trabajo estaría hecho.

Otra solución puede estar en el lado de los propios Clippers, que podrían facilitar el acuerdo por la vía de un sign-and-trade. En lo que sería ya una casi inevitable reconstrucción con Chris Paul rechazando renovar, el equipo angelino podría acoger contratos de San Antonio que ayudaran a liberar el espacio salarial por Chris Paul, en un acuerdo que podría endulzarse con jóvenes de futuro como Dejounte Murray o Kyle Anderson.

Esperando a julio

A más de un mes de la apertura de mercado, no son más que opciones teóricas. Los Spurs no pueden negociar directamente con Chris Paul hasta el 1 de julio, aunque exista un interés mutuo real. La evolución de la recuperación de Tony Parker y la presencia de otros bases alternativos de menor coste en el mercado, particularmente un favorito de Gregg Popovich con experiencia en San Antonio como George Hill, puede marcar también sus próximos pasos. Pero, si finalmente buscan dar el gran golpe del verano apostando por CP3, nadie duda de que los Spurs tendrán los deberes hechos.


Apoya a nbamaniacs y consigue acceso a contenido extra varias veces por semana. Aquí te contamos cómo hacerlo.