Serie ‘Camisetas NBA’: nos gusta el Este


La NBA está suspendida hasta nuevo aviso pero el balón sigue botando en nbamaniacs. En estas últimas semanas, y de cara a ofrecer el mejor contenido posible a los lectores durante el parón, hemos iniciado varios seriales con contenido único en los que se incluyen un viaje al origen de los distintos equipos que componen la NBA o curiosidades sobre algunas de las figuras más emblemáticas de la competición. Ahora, siguiendo esa línea, continuamos otra serie en la que repasaremos aquellas camisetas y equipaciones que han quedado grabadas en la memoria de los aficionados de la liga. Para ello dividiremos el serial en varias entregas, cada una de ellas con cinco camisetas históricas (o no tanto) que, muy seguramente, todos habéis visto en alguna ocasión¿o quizá no? ¡Allá vamos!

Primera entrega: de Detroit hasta San Francisco

Segunda entrega: aroma a los 90

Tercera entrega: de Erving a Iverson

Cuarta entrega: un repaso a las alternativas

Quinta entrega: vistiendo a antiguos colosos

Sexta entrega: viaje al mundo retro


Dallas Mavericks, 1980-2001

Los de Texas estrenaron su andadura en la NBA con un uniforme completamente blanco o azul, en función de si jugaban como locales o visitantes, y ligeros detalles verdes en ambos. El pantalón presentaba el peculiar logotipo en forma de ‘M’ coronado con un sombrero de vaquero en alusión al propietario Don Carter. Apenas una temporada después, el color verde pasó a ser el dominante en detrimento del azul, el cual recuperarían más adelante.

Esta combinación de colores fue una elección bastante inédita que tendría continuidad con la llegada a la liga de los Timberwolves en 1989. Algunos de los jugadores más importantes en la historia de la franquicia llegaron a vestir en algún momento esta camiseta: Mark Aguirre, Rolando Blackman, Derek Harper, Jason Kidd o Dirk Nowitzki.

(Fotografía: Andy Lyons/Allsport)

New Jersey Nets, 1990-1997

En Nueva Jersey actualizaron la estética de su vestimenta y llevaron a cabo un nuevo diseño con un estilo mucho más característico de lo que se vería en la NBA durante la década de los 90. Mantuvieron prácticamente inalterables los colores pero modificaron la tipografía.

En 1993, Drazen Petrovic fue incluido en el Tercer Mejor Quinteto de la NBA apenas unos meses de que un trágico accidente automovilístico sesgara su vida a los 28 años de edad. Durante las siete temporadas que lucieron esta equipación, los Nets alcanzaron los playoffs en tres ocasiones, cayendo eliminados en primera ronda en todas ellas.

Washington Wizards, 1997-2011

Esta camiseta representó un cambio importante en la imagen global de la franquicia de Washington, ya que coincidió con la sustitución del original ‘Bullets’ por el moderno y actual ‘Wizards’. El nuevo diseño supuso una completa ruptura con el pasado. Se introdujo un nuevo esquema de colores y una estética completamente distinta. La tipografía y el aspecto dinámico de la ‘W’ se adaptó perfectamente a la temática cartoon de la época y se mantuvo más tiempo que ningún otro.

Quizá no hubiera calado de forma tan profunda entre los aficionados de no ser porque fue la última camiseta que vistió Michael Jordan antes de su tercera y definitiva retirada. Posteriormente, otros como Gilbert Arenas y Antawn Jamison tomarían el relevo.

Miami Heat, 1988-1999

Otra de debutantes. El calor de Miami acondicionó la competición con un diseño muy sencillo pero cuya combinación de tonos negros, rojos y blancos caló muy bien entre los aficionados. La pequeña llama que sobresale de la ‘T’ final es el fiel reflejo del nombre de la franquicia.

De la mano del legendario entrenador Pat Riley, ahora entre bastidores, y de estrellas como Alonzo Mourning y Tim Hardaway, los Heat se establecieron como un equipo muy duro y rocoso durante los años 90.

(Fotografía: Harry How/Allsport)

Orlando Magic, 1998-2003

La salida de Shaquille O’Neal rumbo a Los Ángeles marcó el comienzo de una nueva era para los Magic. La franquicia optó por dejar a un lado las franjas verticales tan características y sustituirlas por un estampado de estrellas translúcidas.

Sin embargo, una vez más el proyecto de Orlando saboreó las mieles del fracaso. Tracy McGrady sumaría dos títulos consecutivos al máximo anotador de la NBA antes de mudarse a Houston y las lesiones terminarían por dinamitar la prometedora carrera de Grant Hill.

Mientras dure la crisis por el coronavirus publicaremos diariamente varios contenidos independientes de la actualidad. Bucearemos en la historia de la NBA, tanto en la reciente, como en la de todas las décadas anteriores. Aprovecharemos este parón de la competición para conocer mejor a los equipos, los jugadores, los entrenadores, los directivos, los partidos llamativos, los pabellones y los equipos históricos por una u otra razón. Lo haremos aquí y en Extra nbamaniacs, lugar donde seguiremos publicando contenido especial libre de publicidad para que los lectores puedan seguir apoyándonos directamente.

Todo este plan editorial lo llevaremos a cabo para entretenernos y pasar mejor estas semanas de encierro que nos quedan a casi todos. ¡Salud!

(Fotografía de portada de Eliot J. Schechter/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.