Candidatos al MVP de la temporada 2017-18

A falta de unas semanas para el inicio de la temporada regular 2017-18, toca echar un vistazo a los candidatos para alzarse con los galardones individuales más importantes del curso NBA. Teniendo en cuenta la experiencia de anteriores cursos y movimientos de mercado, hemos seleccionado los que a priori pueden ser las principales figuras para obtener estos prestigiosos reconocimientos.

A continuación, 11 jugadores que podrían llevarse el premio al MVP durante la temporada 2017-18 en la NBA.

(Thunder)

Pese a la llegada de grandes estrellas a su conjunto, el base continúa siendo el principal favorito para repetir galardón. Westbrook compartirá labores ofensivas a partir de ahora, pero tal es su importancia en la pizarra de Billy Donovan que no podemos pasarlo por alto. Anotación, rebote, asistencias, robos… El jugador total del siglo XXI. Sus números probablemente se vean afectados, pero, ¿será capaz de promediar otro triple-doble?

La temporada pasada, tras la salida de , era evidente que Westbrook iba a dejar todo en la pista para demostrar que podía ser el líder del equipo. No tenían plantilla para conseguir grandes cosas por lo que la situación permitía que tuviera tanto impacto en el juego y pudiera engordar sus estadísticas. Sin embargo, este año el panorama es muy diferente. Las llegadas de y Carmelo Anthony les sitúan en una posición muy superior y las responsabilidades serán compartidas, no caerá todo el peso sobre el base.

El sistema del equipo durante la pasada campaña, favorecía que Westbrook consiguiera más rebotes, tuviera más tiempo el balón en sus manos y finalizara muy a menudo las posesiones. Este año tendrá cerca a otros dos grandes jugadores que podrán descargarle trabajo en algunas de esas tareas. Por lo tanto, el logro histórico de promediar un triple-doble será muy complicado de repetir.

Sin embargo, uno de los principales argumentos en contra del último MVP era el balance con el que terminó Oklahoma la temporada. El base consiguió el premio sin que su equipo hubiera ganado, al menos, 50 victorias. Algo que no pasaba desde 1981. Este año, con la llegada de dos grandes estrellas a sus filas, podrían subir varios puestos y si Westbrook es el líder y mantiene buenos números aspirará a su segundo MVP consecutivo.

(Rockets)

La Barba es otro jugador que verá rebajada su aportación estadística tras cerrar el traspaso de Chris Paul. El año pasado ejerciendo de base brilló como nunca a las órdenes de Mike D’Antoni y solo un impresionante Westbrook pudo cruzarse en su camino. El esquema Run & Gun y Catch & Shot del técnico italoamericano está hecho a su medida. Por tanto, pese a que a partir de ahora compartirá labores de dirección con Paul, Harden no dejará de ser uno de los favoritos para disputar el MVP.

La temporada pasada todo pasaba por las manos de La Barba. Ejerciendo como base creaba prácticamente todo para su equipo. El pick-and-roll con Capela fue una de las jugadas más temidas de la NBA por todas las amenazas que provocaba en la defensa contraria. El esquema del equipo era perfecto para Harden y el jugador supo sacarle el máximo provecho. Fue el mejor asistente de la temporada ––algo muy sorprendente para un tipo que jugaba de base por primera vez–– y creaba cerca de 57 puntos por partido para su equipo, ya fuera anotando él o pasando el balón a sus compañeros.

La situación será diferente esta temporada. Acostumbrado a tener mucho tiempo la posesión en su poder, también tendrá que moverse sin balón y encontrar otras maneras de generar para su equipo en los momentos que Chris Paul tome el mando de la nave. Del mismo modo que ocurre con Westbrook, Harden ––en principio–– tendrá menos impacto en el juego de su equipo pero puede seguir siendo el líder de uno de los mejores conjuntos de la NBA.

Kevin Durant (Warriors)

El MVP de 2014 es otro firme candidato a ganar el premio en esta próxima temporada. Sumando más y más detractores cada campaña, el talento que atesora Durántula no deja lugar a dudas. Su nivel rayó la perfección en la pasada edición de los playoffs, sobre todo en las Finales de 2017, donde vencieron a Cleveland por un claro 4-1. Cuando la posesión quemaba, ahí estaba Durant para solucionar la papeleta. Título de campeón y MVP de las citadas Finales con unos números que cortan la respiración: 35,2 puntos, 8,2 rebotes, 5,4 asistencias, 1,6 tapones y 1 robo con un 55% en tiros de campo y un 47,4% en triples.

Sus números hablan por sí solos. El curso pasado sufrió una lesión en marzo que le dejó fuera de las canchas un mes, hasta ese momento llevaba muy buen ritmo y estaba en las conversaciones por el MVP de la temporada. En esta campaña, si no se pierde un periodo largo de partidos, la película puede ser diferente.

Kevin Durant es, junto a Russell Westbrook, el jugador que suena con más fuerza para recibir el galardón. De hecho, en muchas casas de apuestas le sitúan en segundo lugar, por detrás del base de Oklahoma City Thunder. Y es que la situación invita a imaginar una temporada magnífica de Durant. Después de conseguir su primer anillo, actuando como líder del equipo y tomando responsabilidades en momentos difíciles, podemos estar ante la campaña de dominio absoluto noche tras noche de la estrella de los Warriors.

(Spurs)

El hombre referencia de Gregg Popovich es tan vital en su esquema que, tras caer lesionado en las Finales de Conferencia, la barrida que sufrió San Antonio fue incontestable. Aterrizado en la NBA sin hacer mucho ruido, Leonard se ha hecho un hueco entre los jugadores más completos de toda la liga a base de trabajo. Año tras año ha evolucionado en su juego hasta lograr los topes estadísticos de su carrera: 25,5 puntos, 5,8 rebotes, 3,5 asistencias y 1,8 robos con un 48,5% en tiros de campo.

Kawhi Leonard ha estado volando muy cerca del MVP este último tiempo. Es el único jugador de la NBA que ha estado en el Top-3 de las votaciones al mejor jugador de la temporada en los dos últimos años, síntoma claro de que pertenece a la élite máxima de la liga y no va a ser fácil bajarlo de ahí.

Hablar de Kawhi es hablar de trabajo. Un tipo de pocas palabras, todo lo que dice lo dice en la cancha y cada año muestra un crecimiento asombroso. Se ha convertido en el referente ofensivo de los Spurs ––hacía años que no dependían tanto de un jugador–– y su versatilidad le permite tener un impacto decisivo en el juego. Michael Jordan declaró recientemente que Kawhi es el mejor two way player de la NBA. Un comentario para estar orgulloso viniendo de quien viene.

Si Leonard sigue su progresión como hasta ahora, todo indica a que ganará un MVP en su carrera, la duda es si será esta temporada o tendremos que esperar para verlo recogiendo el trofeo.

(Bucks)

El líder de los Bucks aspira a conseguir el premio sin ninguna duda. Giannis ha demostrado, trabajando duro, que es uno de los jugadores más dominantes de la NBA actual. Un dato que demuestra esa afirmación: el curso pasado se convirtió en el primer jugador de la historia situado en el Top-20 de puntos, rebotes, asistencias, robos y tapones en una temporada. Hace de todo en una cancha de baloncesto.

Desde que llegó a la NBA, ha llamado mucho la atención su progresión física. No sólo ha seguido creciendo de altura si no que el trabajo en el gimnasio le ha hecho ganar músculo y convertirse en un perfil mucho más físico. La temporada pasada demostró ser uno de los jugadores más peligrosos de la liga en transición y atacando el aro. Su fantástica movilidad le permite ser ágil y agresivo hacia la canasta.

Un jugador de 2,11 que juega de base pero que en realidad no tiene posición. Por sus características puede situarse en cualquier lugar de la cancha y ser productivo. Lo más sorprendente de todo es que sólo tiene 22 años. Su carrera acaba de empezar y el margen de mejora asusta. Líder de un equipo joven y con un entrenador que sabe cómo sacar la mejor versión de sus jugadores. Parece cuestión de tiempo que Antetokounmpo consiga este galardón teniendo en cuenta su nivel de juego y su edad. ¿Será esta la temporada?

Nada más y nada menos que Kobe Bryant ha retado al jugador griego a que consiga el MVP en esta misma campaña. Parece motivación suficiente para conseguirlo.

(Cavaliers)

LeBron nunca debería quedar fuera de este tipo de pronósticos. El cuatro veces ganador del galardón, está como loco por volver a la competición tras perder las Finales por la vía rápida. Tan dolorosa fue la caída que, apenas unas horas después de que Curry y compañía levantaran el trofeo de campeón, ya estaba de vuelta en el gimnasio para no perder fuelle.

Confirmado, por fin, el traspaso por , LeBron deberá realizar un esfuerzo extra mientras Isaiah Thomas se recupera de sus problemas de cadera. Debido a esta situación, sumada a su condición de líder indiscutible, ¿por qué no pensar en un quinto premio? Los Cavaliers no pueden permitirse ni un respiro debido a la nueva condición de ‘súper equipo’ que atesora Boston Celtics.

Está más que comprobado que cuando James juega a su máximo nivel puede aspirar a todo. Es una incógnita si se dosificará durante la temporada para llegar fresco a playoffs o si dejará todo en la pista para conseguir el primer puesto de la Conferencia Este y ganar esa partida a los Celtics de Irving.

El curso pasado, LeBron demostró estar en muy buena forma. A pesar de tener 33 años ––el candidato más veterano de esta lista–– sigue mejorando su juego. La pasada campaña fue la mejor de su carrera en rebotes y asistencias y estuvo magnífico en las Finales. Además, por primera vez desde que llegó a la NBA fue capaz de completar 10 triples-dobles en una misma temporada. Cada vez entiende mejor el baloncesto y consigue dominar más aspectos del juego en la cancha.

Argumentos a favor de que este año pueda seguir aumentando su impacto y llevarse su quinto galardón de MVP.

(Warriors)

Stephen Curry ha demostrado que es capaz de hacer cualquier cosa y esta temporada podría sorprender de nuevo. El MVP de 2015 y 2016 es otro de los candidatos a conseguirlo en 2018.

La llegada de Kevin Durant, indudablemente, ha alterado el sistema y ya no tiene tanta responsabilidad en ataque como en años anteriores. Por ello pasó más desapercibido en algunas etapas del curso pasado. Sus promedios han pasado de 30,1 puntos en 2016 ––cuando fue el primer MVP unánime de la historia–– a 25,3 en 2017, un descenso importante que se explica por el aterrizaje de otro gran anotador en su equipo.

Es cierto que se habla mucho de que esta temporada será la de Kevin Durant y que, según lo visto durante la pasada campaña, podría ser él quien tome el mando en las situaciones más comprometidas. Pero una temporada es muy larga y ocurren muchas cosas por el camino. Curry podría tomar las riendas y liderar al equipo con su ritmo alocado de juego y sus lanzamientos imposibles. Ya lo hemos vivido antes, ¿por qué no podría ocurrir otra vez?

Las casas de apuestas le mantienen en el Top-10 de candidatos a ganar el MVP esta temporada. Eso es porque la magia de Steph puede aparecer en cualquier momento.

(Timberwolves)

Esta puede ser la temporada de Jimmy Butler. Tras los fracasos de los proyectos en los Bulls, llega a unos Timberwolves con plantilla suficiente para jugar la postemporada y competir en el Oeste. Formar parte de un equipo ganador le puede ayudar a subir unos cuantos escalones en la carrera por el MVP.

La pasada campaña tuvo momentos fantásticos, consiguiendo buenos resultados para su equipo. Su entrenador en Chicago y compañeros como Dwayne Wade hablaban de que merecía estar en las conversaciones por el MVP, pero según fue avanzando la temporada su equipo fue bajando posiciones y él perdió protagonismo. Sin embargo, si este curso consigue mantener a los Wolves en buen lugar en la clasificación tendrá posibilidades de pelear el premio.

Butler será el centro del equipo en ataque y defensa. Será el líder y estará acompañado de jugadores que pueden potenciar sus habilidades y convertirle en un jugador todavía más productivo. Los Timberwolves necesitan la mejor versión de Jimmy para esta nueva temporada.

Su perfil es de MVP. Con similitudes al crecimiento de Kawhi ––evolución año a año y trabajando en la sombra sin llegar a la NBA como una elección de lotería del Draft–– es uno de los jugadores más completos en su posición. El impacto en su equipo puede ser total.

Kyrie Irving (Celtics)

Se ha ido para ser el líder. Uno de los mayores talentos de la NBA ––y uno de los mejores con el balón en las manos–– llega a Boston Celtics con ansia de demostrar que puede ser el jugador principal de una franquicia y llevarla hasta lo más alto.

Si Kyrie Irving se hubiera quedado en Cleveland probablemente no estaría en esta lista, pero el reto que supone abandonar el equipo de LeBron para intentar ganar por su cuenta es motivación suficiente para salir cada noche a las canchas queriendo demostrar que merece el MVP.

Irving, a sus 25 años, puede experimentar por primera vez en su carrera lo que es jugar en un sistema diseñado para potenciar al máximo sus habilidades. Brad Stevens es capaz de hacerlo y el equipo cuenta con los elementos necesarios para que Kyrie sea muy productivo. La temporada pasada lo vimos con Isaiah Thomas y ahora puede ser la oportunidad del recién llegado de Cleveland. Tendrá mucho tiempo el balón en sus manos y será el foco principal de creación de juego para el equipo.

Todos los ojos estarán puestos en él durante su primera campaña fuera de la que ha sido su casa y donde consiguió su primer campeonato. Ahora afronta un nuevo reto en su primer año en los Celtics y el premio MVP podría ser uno de sus principales objetivos.

Paul George (Thunder)

Volver a un equipo competitivo, con aspiraciones reales a llegar lejos en la postemporada es motivación suficiente para sacar la mejor versión de uno mismo. Esta campaña podría ser la del regreso a la élite de Paul George.

Es cierto que llega a los Thunder del actual MVP y que en ese ataque hay mucho talento repartido, pero el papel de George será muy importante en ambos lados de la cancha. Su enorme capacidad defensiva será clave en la línea exterior; tendrá la oportunidad de ser una pieza fundamental en uno de los mejores equipos del año. Por lo tanto, entra de manera automática en este listado.

George ya demostró en Indiana Pacers que puede ser el líder de un equipo y competir al más alto nivel. Ahora tendrá la oportunidad de brillar conviviendo con otras dos grandes estrellas en el vestuario. Hace unas semanas le preguntaron por el MVP y el jugador contestó que iba a por el. El reto está sobre la mesa.

Si Paul George consigue el galardón será la primera vez que ocurre desde 1958 que dos jugadores diferentes ganan el premio para el mismo equipo de manera consecutiva. Bob Cousy y Bill Russell lo hicieron con Boston Celtics.

(Pelicans)

El único jugador interior de la lista. El año pasado fue, también, el único interior que recibió algún voto para el MVP de la temporada. Esto nos hace pensar que si comentamos las posibilidades de un jugador grande tiene que ser el caso de Anthony Davis.

La Ceja tiene un factor importante en contra y es que los primeros puestos de la Conferencia Oeste están muy caros. Warriors, Thunder, Spurs, Rockets o Timberwolves estarían, a priori, por encima de Pelicans y eso hace descender sus posibilidades de ganar el premio.

Pero, por otro lado, si hace una gran temporada y consigue que su equipo se clasifique para playoffs siendo el líder, podrá tener alguna oportunidad. Sin ir más lejos, Westbrook consiguió el galardón ocupando Oklahoma City el sexto puesto de la clasificación y no alcanzando las 50 victorias, por lo que hay ejemplos recientes que podrían apoyar su candidatura.

El duo interior que forma con Cousins será uno de los más temidos de toda la liga y si consigue ser regular en la élite podrá luchar por el premio al jugador de la temporada.

Anteriores artículos: candidatos al Sexto Hombre del Año, candidatos al Novato del Año y candidatos al Jugador Defensivo del Año.

Jose Sáenz de Tejada, Elio Martínez y Jorge Roche colaboraron en la redacción de este artículo.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Sam Presti, el arquitecto detrás del éxito de Oklahoma este verano

La NBA advierte: jugadores y entrenadores deben respetar el himno de EE.UU.

Siguiente